Un innovador ascensor consume menor energía que un microondas

Por en 05/05/2013
Gen2 ascensor

Un nuevo y revolucionario ascensor llega al mercado. Bautizado como GeN2 Switch y creado por Otis Elevator Company, este elevador puede presumir, principalmente, de consumir menos energía incluso que un microondas y tan sólo cinco veces más que una bombilla de incandescencia.

El ascensor GeN2 Switch, que no necesita cuarto de máquinas capaz, es capaz de funcionar con una corriente monofásica normal de 220V, disponible en cualquier tipo de edificación. Esta tecnología también le permite operar con energías renovables procedentes de paneles solares o generadores eólicos.

Además, gracias a su sistema de acumuladores, el ascensor GeN2 Switch puede seguir funcionando durante un tiempo prolongado en caso de que se produzca un corte eléctrico. Esta autonomía de más de 100 viajes facilita la movilidad en caso de interrupción del suministro eléctrico e impide los posibles atrapamientos por este motivo.

[youtube id=”IkbgXxVjyEc”]

“En una situación económica como la que vivimos actualmente, estamos muy satisfechos de que se realice una apuesta tan fuerte por la innovación, la producción industrial y el empleo en España”, afirma Bernardo Calleja, consejero delegado de Zardoya Otis y presidente del área del Sur de Europa y Oriente Medio de Otis Elevator Company.

El GeN2 Switch dispone también de un sistema de regeneración de energía que permite aprovechar la energía que desprende el propio ascensor cuando sube vacío o baja cargado, logrando así un importante ahorro en la factura eléctrica.

El sistema GeN2 de cintas planas de acero recubiertas de poliuretano permite aplicar los últimos avances tecnológicos para conseguir ascensores silenciosos y lograr un ahorro energético de hasta el 75% con respecto a ascensores convencionales. También hace posible que el Otis Switch no genere residuos contaminantes y sea mucho más eficiente, logrando una importante reducción de emisiones de CO2.

Además, por otro lado, el GeN2 Switch permite reducir de modo extraordinario el desgaste del ascensor frente a un modelo convencional. Al utilizar una máquina sin engranajes, se reducen las partes móviles y, por tanto, se minimiza la posibilidad de incidencias.

Este elevador es el resultado del trabajo desarrollado durante dos años por un equipo de ingenieros españoles, alemanes e italianos en los centros de I+D de Madrid, Berlín y Bolonia.

Fuente: El Mundo/Otis

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse