Valdemingómez producirá anualmente 34 millones de metros cúbicos de biogás

Por en 07/01/2013

Los 34 millones de m³ de biogás equivalen a 18,7 millones de m³ de gas natural, -el consumo anual de 405 autobuses de la EMT- y generarían al Ayuntamiento de Madrid unos ingresos aproximados de 3 millones de euros

Cuando, tras un periodo de rodaje, dentro de pocas semanas todo el complejo de Biometanización de Valdemingómez esté a pleno rendimiento podrá gestionar unas 295.000 toneladas de residuos orgánicos -el 70% de la materia orgánica procedente de los residuos domiciliarios- que se convertirán en 240.000 toneladas de biomasa. Eso se traduce en una producción anual de 34 millones de metros cúbicos de biogás -equivalentes a 18,7 millones de metros cúbicos de gas natural- con los que se podría satisfacer el consumo anual de 405 autobuses de la EMT (el 25% de la flota) y que generarían al Ayuntamiento unos ingresos aproximados de 3 millones de euros.

Los datos los ha dado el alcalde de la Ciudad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, durante la visita que ha realizado esta mañana al Parque Tecnológico de  Valdemingómez, acompañado por la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente, Ana Botella. “Si, por el contrario, -informó- se destinara todo ese biogás a la producción de energía eléctrica se generarían 85.000 megavatios que, sumados al resto de los que ya produce la planta de Valdemingómez alcanzaría una potencia conjunta de 400.000 megavatios anuales”.

Esta transformación de residuos urbanos en biogás supone reducir la emisión a la atmósfera de 300.000 toneladas de dióxido de carbono. “De esta forma avanzamos en el objetivo marcado por la Unión Europea para 2020 de reducir en un 20% tanto la emisión de CO2 como el consumo de energía, al mismo tiempo que se incrementa en un 20% la producción de energías renovables”.


Reto medioambiental

La puesta en marcha del Parque Tecnológico y de las dos plantas de biometanización -La Paloma y Las Dehesas- se inscribe dentro del reto asumido por el Gobierno municipal de reducir el impacto y la huella ambiental de los 4,8 millones de habitantes -entre residentes y población flotante- que convierten a Madrid en la ciudad más grande de España y su principal motor económico y social. “Lejos de desbordarnos esa responsabilidad, -constató el alcalde-, en el Gobierno de la ciudad hemos dado los pasos necesarios para favorecer un proceso inaplazable: la adopción de un nuevo modelo energético. De esta forma nos anticipamos a la estrategia marcada por la Unión Europea, que tiene como principal objetivo el aprovechamiento energético de los residuos urbanos”.

La puesta en funcionamiento de este complejo de biometanización tiene otro efecto positivo para el conjunto de la ciudad y, en especial, para las zonas urbanas más próximas al parque tecnológico: acabar con el único proceso de compostaje al aire libre que actualmente se realizaba en Valdemingómez, evitando la producción de malos olores. A partir de ahora, esa materia se tratará en estas plantas de biometanización, espacios cerrados dotados de sistemas de extracción de aire y biofiltros.

Balance

El parque tecnológico de Valdemingómez constituye el complejo de tratamiento de residuos más avanzado de España y, en algunos aspectos, de Europa, capaz de transformar las más de 4.000 toneladas que recibe diariamente en materiales reciclados, productos elaborados o energía renovable. El pasado año recuperó 229.662 toneladas de materiales, generó más de 311.000 megavatios de energía eléctrica y redujo la emisión de dióxido de carbono (CO2) en más de 711.000 toneladas. “Todo ello es posible -explicó Ruiz-Gallardón- gracias a unas inversiones que en los últimos seis años superan los 143 millones de euros, y que han permitido mejorar todos los procesos de separación y clasificación, de compostaje, de producción de energía o de biometanización”.

Dentro de esas innovaciones tecnológicas que incorpora Valdemingómez se incluyen las dos plantas de biometanización  de La Paloma y Las Dehesas, así como una planta de tratamiento de biogás que permite su incorporación a la red de distribución de ENAGAS. En estas infraestructuras se han invertido 79,8 millones de euros, 34 de los cuales han sido financiados con fondos de Cohesión de la Unión Europea, y cuyas obras, que generaron más de 280 puestos de trabajo directos e indirectos, se prolongaron durante 36 meses. Para el alcalde  “estamos ante una actuación sin precedentes por parte de una administración local en España, pues convierte al Ayuntamiento de Madrid en productor de gas para su uso como combustible, y no sólo como fuente para la producción de energía eléctrica. De hecho, una vez que se cuente con la autorización, ya solicitada al Ministerio de Industria, será la primera vez que se introduzca biogás procedente de residuos urbanos en la red de gas”.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse