Valeriano Ruiz renuncia a la presidencia de Protermosolar para concentrarse en la investigación al frente del CTAER

Por en 22/01/2013

En línea con los deseos de los últimos años quiere concentrarse en sus tareas como titular del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (CTAER), en la nueva etapa de intensa actividad en este organismo.

El también catedrático de Termodinámica de la Universidad de Sevilla da así por concluido un mandato que se inició en 2004, cuando él y otros compañeros de las empresas del sector fundaron la asociación.

En este tiempo, entre otros muchos logros del día a día, se ha iniciado y consolidado el indiscutible liderazgo mundial del sector termosolar español, presente ya en Estados Unidos, Suráfrica, Marruecos, India y Chile, entre otros países, en los cuales ha aplicado la experiencia adquirida tras treinta años de investigación en España y por la construcción en nuestro país de 30 de las 60 centrales termosolares inscritas en el Ministerio de Industria, estando otras 18 en avanzado estado de construcción y 12 preasignadas para su inicio.

En total, España contará con la mayor potencia termosolar instalada en el mundo, 2425,3 MW, que evitarán anualmente la emisión a la atmósfera de 4 172 637 toneladas de gases de efecto invernadero.

Un estudio realizado por la consultora Deloitte demuestra que tan sólo en el año 2010 la industria termosolar española creó riqueza por valor de 1650 millones de euros, frente a los 185 millones de euros que percibió en concepto de primas a las renovables, y que también dio trabajo a 24 000 personas en la construcción de centrales en las regiones meridionales del país, las más afectadas por la crisis económica.

En su discurso de despedida ante la Junta General de Protermosolar, Valeriano Ruiz subrayó los tres aspectos que considera fundamentales en defensa del sector frente, a su juicio, “los ataques desproporcionados que está recibiendo de manera sistemática y organizada por parte de las grandes empresas eléctricas”:

1) El prestigio de que goza esta tecnología en todo el mundo, la solvencia de las empresas españolas que la desarrollan e implantan tanto en nuestro país como el extranjero y el bagaje de I+D+i y de formación que la respalda como consecuencia de los más de 30 años de impulso continuado por parte de España. Valeriano Ruiz insistió en su consabida imagen de que España es campeona del mundo en fútbol y en termosolar.

2) La ‘no retroactividad’ de ninguna de las medidas ya adoptadas por Gobiernos anteriores y ratificadas por el Parlamento. En este sentido, destacó que las personas normales del mundo entero entienden muy bien el significado de la palabra y del concepto ‘irretroactividad’, que se cita expresamente en el artículo 9 de nuestra Constitución.

También aludió a la expresión “beneficio razonable” acuñada en ciertos ámbitos y que en su opinión es “confusa y manipulable”. Para Valeriano Ruiz, es muy sorprendente que no se haya mencionado hasta ahora para justificar la adopción de medidas que perjudican a la gran mayoría de la población.

3) El futuro espléndido que espera a las tecnologías solares y a las empresas que se dedican a ellas, aunque tengan que renunciar a continuar su desarrollo en España y repartir su actividad por todo el mundo, como queda continuamente de manifiesto en Estados Unidos Marruecos, Suráfrica e India, entre otros.

Finalmente, Valeriano Ruiz expresó su convencimiento, en el tono optimista que le caracteriza, de que este Gobierno no tomará ninguna medida que perjudique a un sector como el termosolar, que tantos beneficios económicos, sociales y ambientales reporta a nuestro país. Dijo también confiar en que se pasará de la confusión e ignorancia de la que venimos a la racionalidad necesaria para el futuro, y que “España y los españoles nos jugamos mucho en el cambio de sistema energético, que ya se ha hecho urgente e imprescindible”.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse