Cochele proyecta en Andalucía la implantación de un modelo de transporte limpio: el carsharing con coches eléctricos

Por en 30/12/2012

Andalucía se ha convertido en la primera comunidad autónoma que ha implantado el modelo representado por ElectricCarSharing: la combinación del car-sharing y de los coches eléctricos.

Concretamente ha sido en la ciudad de Sevilla, a través de la compañía sevillana Cochele. Según el fundador de Cochele, Paul Lubbers, “este tipo de transportes generará múltiples utilidades para la comunidad sevillana, entre otros, la disminución del número de coches por la ciudad, ya que, según
estudios realizados en Europa, el uso de utilizar un coche compartido supone sustituir  4 a 10 coches privados”.

El fundador de Cochele presentará un proyecto de la compañía que pretende dar un paso más en la línea de mejora de la eficiencia energética de este transporte con la incorporación de fuentes renovables, en particular con la energía fotovoltaica. Según Paul Lubbers, “Con este proyecto se logra, por un lado, disminuir el uso de este transporte que es igualmente el transporte más consumidor de energía primaria, y por otro, conseguir cero emisión”.

Otros beneficios sociales

Paul Lubbers incide en que esta reducción del número de coches en las calles sevillanas traerá consigo beneficios de diversa índole: Aumento de los espacios urbanos y para aparcamiento; Promoción del transporte intermodal; Reducción de la contaminación acústica; Disminución de la conducción y del tráfico. Para Andalucía se estiman un total de 300 millones de horas anuales pérdidas debido a la congestión en el ámbito de las grandes aglomeraciones regionales, con un coste monetario de 2.530 millones de euros al año (PISTA 2008); Y por último, la reducción de las emisiones contaminantes (monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, dióxido de carbono, hidrocarburos, compuestos de plomo y de azufre, benceno, ozono troposférico, etc.).

Tal y como se indica en el PISTA 2007-2013, “el transporte es uno de los focos principales de emisión de contaminantes y gases, especialmente de aquellos que, como el CO2, acentúan el efecto invernadero y el cambio climático en nuestro planeta, al tiempo que afectan muy negativamente a la
salud y la calidad de vida de la población”. Respecto a Sevilla, revela que los niveles de emisión de gases contaminantes debido al tráfico de vehículos privados desde 2004 y con proyección para 2020 casi se duplicarán pasando de 407.160 toneladas al año de CO2 a 720.360 toneladas al año.

“Con el uso del car-sharing el resultado final es el descenso de los gases de efecto invernadero, y redunda en una mejora de la salud de las personas y de los propios monumentos de la ciudad”, manifestó Lubbers. Estudios europeos estiman que “el car-sharing con coches de combustión ya reduce las emisiones de dióxido de carbono entre un 40 y un 50 por ciento”, cuando los coches eléctricos no emiten emisiones.

Beneficios para los usuarios

Además de los beneficios sociales ligados al establecimiento de una red decoche compartido, el usuario en concreto se verá beneficiado por un notable ahorro económico, en comparación con la titularidad de un coche propio. Así se desprende de un análisis del coste del vehículo en propiedad frente al coste de uso de ElectricCarSharing, que resulta la opción más barata si el usuario recorre menos de 15.000 kilómetros al año.

“La principal motivación para inscribirse a una entidad de car-sharing es de carácter económico: si el usuario no percibe un ahorro o beneficio económico, el resto de posibles factores suelen ser insuficientes”, matizó el fundador de Cochele.

Cochele

Cochele  implantó este año el primer servicio de car-sharing en España, en la ciudad de Sevilla, utilizando vehículos 100% eléctricos, de las marcas Think City y Peugeot Ion, con altas prestaciones y con disposición en distintos puntos de la ciudad y área metropolitana. Cochele es idóneo para un uso diario de transporte sostenible para los sevillanos, con un sistema de movilidad inteligente que supone además un ahorro considerable en costes.

El servicio de Cochele va dirigido a particulares y empresarios que necesitan disponer de un vehículo para ocasiones puntuales. Las reservas de estos vehículos se realizan mediante un sistema personalizado con una tarjeta inteligente que se le asigna a cada socio, mediante la cual se va generando la factura de uso siempre desglosada por hora y por kilómetro, de tal forma que el cliente sólo paga lo que use el servicio. Actualmente, Cochele dispone de una flota de 16 coches eléctricos y pretende a un medio plazo ampliar la flota hasta alcanzar los 300 vehículos.

Más información:
http://www.ticysostenibilidad.org

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse