El proyecto PIIBE sitúa a nuestro país a la vanguardia en investigación en biodiésel

Por en 21/01/2013

Se trata de una iniciativa coordinada desde el Centro de Tecnología de Repsol, que ha durado cuatro años y ha contado con un presupuesto de 23 millones de euros.

El Presidente de Repsol, Antonio Brufau y la Ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, han presidido recientemente el Acto de Cierre del Proyecto PIIBE (Proyecto de Investigación para el Impulso del Biodiesel en España), en el Centro de Tecnología de Repsol de Móstoles (Madrid), con la presencia del Alcalde de esta localidad, Esteban Parro. Una iniciativa que  sitúa a nuestro país en la vanguardia de la I+D+i en el ámbito del biodiesel.

Con una duración de cuatro años y 23 millones de euros de presupuesto, este proyecto, coordinado desde el Centro de Tecnología de Repsol, ha contado con la participación de 15 empresas de diferentes sectores industriales nacionales y 23 centros de I+D y ha recibido el reconocimiento del CDTI por la excelencia en su gestión y la calidad de los diferentes resultados alcanzados.

 

 

En su intervención, Antonio Brufau subrayó la apuesta de Repsol por la tecnología y por conseguir que la I+D+i sea uno de los factores que mejoren la competitividad de nuestro país. Además, quiso felicitar a todos los participantes en el proyecto por los resultados obtenidos y sobre todo, por dejar para el futuro unos grupos de excelencia que seguirán aportando en el desarrollo de la próxima generación de biocarburantes. Por su parte, la ministra ha señalado que el proyecto PIIBE, centrado en la cadena de valor del biodiesel, es un claro ejemplo del espíritu transformador que persigue el Programa CENIT, cuyo objetivo último es avanzar hacia un mejor posicionamiento tecnológico del tejido productivo nacional.

Proyecto Cenit PIIBE

Su acrónimo PIIBE significa Proyecto de innovación para el Impulso del Biodiesel en España. Fue concebido inicialmente para propiciar la incorporación de biodiesel en el mercado nacional con actividades de innovación y desarrollo (I+D). El proyecto PIIBE, está enmarcado dentro de los proyectos CENIT (Consorcio Estratégico Nacional de Investigación Técnica) promovidos por el Gobierno español. Tiene como objetivo el desarrollo de los biocombustibles como parte de las estrategias energéticas europeas, y en particular española, porque contribuyen a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático y a la diversificación de las fuentes de energía, reduciendo así la dependencia del petróleo.

Biodiésel

El biodiésel, entendido como el conjunto de productos derivados de materia prima vegetal o animal, que puedan utilizarse como sustituto o complemento de los gasóleos de automoción y gasóleos de otros usos, aparece como el biocombustible que mejor encaja  en el mercado europeo y español, muy deficitario de gasóleos y excedentario de gasolinas. El desarrollo del biodiésel tiene además un importante impacto en el ámbito rural, contribuyendo a  desarrollar infraestructuras agrarias  y generando puestos de trabajo estables en dicho entorno.

Objetivos del proyecto

El objetivo concreto del proyecto es contribuir a  extender el uso del biodiésel en el mercado nacional mediante un programa de I+D, cuyas actividades  persiguen la reducción de los costes de producción y el  aumento de la disponibilidad de materias primas locales.

El proyecto se ha configurado tras elaborar un mapa tecnológico de la cadena de valor del biodiésel, identificando tres grandes bloques en los que se desarrollarán  las distintas líneas de trabajo de I+D. El primer bloque contempla las materias primas, y en él se buscará un mayor rendimiento de los cultivos oleaginosos, una adaptación a la climatología nacional de nuevos cultivos, se analizarán nuevos orígenes como grasas animales o cultivos marinos y se estudiarán materias primas como los aceites vegetales usados o la gasificación de biomasa. El segundo bloque se centra en los procesos de transformación, donde se optimizarán los procesos convencionales,  se   desarrollarán nuevos procesos  y se buscarán nuevas aplicaciones para los subproductos generados. El tercer bloque trata los usos y aplicaciones del biodiésel, explorando áreas como la de filtración, así como campos diferentes a los del sector transporte como son la generación de calor, las aplicaciones asfálticas o los motores estacionarios.

A corto plazo, España y el resto de países de la Unión Europea han asumido un compromiso para que los biocombustibles alcancen al menos una cuota del 5,75% de los carburantes para transporte en el año 2010. Hasta la fecha, los volúmenes de biocombustibles producidos en la Unión Europea han sido muy inferiores a los esperados, debido a la dificultad de competir con los productos petrolíferos por razones de disponibilidad de materias primas, altos costes de producción y otras barreras derivadas de las especificaciones de calidad, que son exigibles a los combustibles de automoción. La investigación y el desarrollo tecnológico pueden contribuir a eliminar, o reducir, estas barreras de entrada al mercado de los biocombustibles.

Más información:
www.piibe.com
www.repsol.com

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse