Geesol, más de un centenar de instalaciones de autoconsumo fotovoltaico en Andalucía

Murcia duplica la producción de energía solar y amortiza en 5 años

Geesol Renovables ha puesto en marcha 123 sistemas fotovoltaicos de autoconsumo que suman una potencia total instalada de 538 kWp.

Por su situación geográfica y sus envidiables condiciones climáticas -superando los 2.000 kWh/m2 de radiación solar anual en muchos puntos-, Andalucía es uno de los mejores lugares en nuestro país para disfrutar de los beneficios de la energía solar con instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo.

Provincias como Sevilla, Cádiz, Córdoba y Huelva suelen ser noticia, año tras año, por encabezar la lista de temperaturas máximas cada verano. Este hecho, que puede significar un contratiempo en algunos aspectos, a la vez supone una oportunidad de oro para las empresas instaladoras de paneles solares.

Geesol Renovables, compañía sevillana que nació en 2017, ha conseguido posicionarse como un referente por el volumen de instalaciones fotovoltaicas que realiza; además de por la profesionalidad con la que lo hacen. En sus proyectos de autoconsumo suele haber un denominador común: la apuesta por la excelencia con los inversores fotovoltaicos que utilizan

En los últimos meses, veintiuna nuevas instalaciones de autoconsumo fotovoltaico han sido puestas en marcha por Geesol, sumando una potencia de 166 kWp, lo que se traduce en una producción anual de más de 270.000 kWh; y un ahorro en emisiones de aproximadamente 260 toneladas de CO2 al año. La inversión de algunas de estas instalaciones se ha visto reducida hasta en un 40% gracias a la subvención de la Agencia Andaluza de la Energía. En total, la empresa andaluza ha instalado 123 sistemas con el fabricante israelí de inversores fotovoltaicos, que suman una potencia de 538 kWp.

Ahorro y amortización

El ahorro, en muchos casos, ha sido doble. Al generar su propia energía desde una fuente renovable, los propietarios de estas plantas pueden llegar a ahorrar entre 1.000 y 8.000 € al año en su factura eléctrica, en función de los paneles solares instalados. La amortización de la inversión, en estos casos, va desde los dos hasta los catorce años.