Bosch mejora las ventas en todas sus áreas empresariales

Por en 30/04/2015
Bosch Madrid

El Grupo Bosch ha empezado bien el año 2015. En el primer trimestre, las ventas crecieron cerca del 13 por ciento1).Tras el ajuste de los tipos de cambio, el aumento registrado fue del 5,4 por ciento. Para el año fiscal en curso, el proveedor mundial de tecnología y servicios espera un incremento de sus ventas entre el 3 y el 5 por ciento, descontados los ajustes cambiarios. Debido a que estos efectos son considerables, Bosch espera que su crecimiento nominal de ventas sea incluso mayor. Durante la presentación del balance anual en Gerlingen, Alemania, Volkmar Denner, presidente de la Alta Gerencia de Bosch, dijo: “Nuestra fortaleza económica y tecnológica en nuestros campos habituales de negocio nos permite abrir nuevos segmentos de mercado”. Los productos y servicios conectados a ​​internet se encuentran en el punto de mira del futuro crecimiento de ventas de la compañía. “Estamos impulsando la conectividad en todos nuestros sectores empresariales y jugando un papel activo en su configuración”, añadió Denner. En 2014, Bosch lanzó un gran número de nuevos productos y soluciones de conectividad, que van desde hornos conectados a través de la web y soluciones de software para sistemas de calefacción y edificios conectados, hasta la industria y la movilidad conectadas.

Evolución del negocio en 2014: un progreso significativo

En 2014, las innovaciones de productos ayudaron de nuevo a Bosch a mejorar aún más su posición en muchas áreas del mercado. En el pasado ejercicio, la compañía incrementó sus ventas en un 6,3 por ciento nominal hasta alcanzar los 49.000 millones de euros. Una vez ajustados los efectos derivados del tipo de cambio, el crecimiento fue del 7,4 por ciento. A la vista de estos efectos negativos, que alcanzaron unos 500 millones de euros, la fortaleza temporal del euro tuvo un impacto considerable en la cifra de ventas del pasado ejercicio. Este fuerte desarrollo de las ventas contribuyó también a mejorar el resultado. Los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) se elevaron el pasado año a 3.000 millones de euros, con un incremento interanual del 10 por ciento. Con todo ello, Bosch alcanzó en 2014 un margen EBIT del 6,2 por ciento, lo que supone, aproximadamente, un punto porcentual por encima del 2013, una vez ajustados los efectos extraordinarios. “Nuestro riguroso trabajo en la contención de costes jugó también un papel importante en esta significativa mejora del resultado. En 2014, tuvimos éxito a pesar del moderado crecimiento económico global”, dijo Stefan Asenkerschbaumer, director financiero de Bosch y vicepresidente de la Alta Gerencia. Tras la completa adquisición de BSH Bosch und Siemens Hausgeräte GmbH (ahora BSH Hausgeräte GmbH), Bosch ha reforzado su posición en el área de las ‘smart homes’. Y con la adquisición del total de ZF Lenksysteme GmbH (ahora Robert Bosch Automotive Steering GmbH), Bosch ha complementado su cartera de productos en la creciente área de negocio de la conducción automatizada.

El ejercicio 2014 por regiones y áreas empresariales

 Asia-Pacífico: la principal zona en crecimiento

En Asia-Pacífico, Bosch aumentó sus ventas en 2014, un 17 por ciento (19 por ciento después de los correspondientes ajustes por los efectos del tipo de cambio) hasta alcanzar los 13.000 millones de euros, situándose, por primera vez, en poco menos del 27 por ciento de los ingresos totales de ventas. El crecimiento de las ventas fue especialmente fuerte en China, con un aumento nominal del 27 por ciento, para situarse en 6.400 millones de euros.

América: crecimiento importante en Norteamérica, entorno difícil en Sudamérica

Nuestro negocio en Norteamérica se desarrolló de forma muy positiva, con un crecimiento del 8,6 por ciento hasta los 8.500 millones de euros. Una vez realizados los ajustes por los tipos de cambio, el aumento se elevó al 9,3 por ciento. En Sudamérica, una floja industria de automoción y la debilidad de la moneda brasileña tuvieron un efecto negativo en la evolución de las ventas, que se situaron en 1.500 millones de euros, con un descenso, tras el correspondiente ajuste cambiario, del 4,4 por ciento con relación al año anterior. En términos nominales, la caída de las ventas fue del 13 por ciento.

Europa: la situación económica sigue siendo difícil

A pesar de una situación económica que sigue siendo difícil, Bosch aumentó sus ventas en Europa un 2,1 por ciento para alcanzar los 26.000 millones de euros. Una vez ajustados los efectos del tipo de cambio, el crecimiento fue del 2,5 por ciento. Así, la zona representó el 53 por ciento de las ventas totales. En Alemania, las ventas continuaron aumentando un año más, hasta los 10.800 millones de euros.

Mobility Solutions: crecimiento del doble que el mercado

El área empresarial Mobility Solutions fue una vez más capaz de acelerar su ritmo de crecimiento. Las ventas aumentaron un 8,9 por ciento (9,9 por ciento tras ajustar los efectos del tipo de cambio) hasta los 33.300 millones de euros. Así, Bosch creció el doble que el mercado de automoción. El EBIT de esta área empresarial fue de 2.400 millones de euros, y el EBIT marginal del 7,2 por ciento. Sin considerar los efectos puntuales y de consolidación, la mejora interanual del resultado operativo fue de, aproximadamente, 0,9 puntos porcentuales.

Tecnología Industrial: en la senda del crecimiento

En 2014, las ventas del área empresarial Tecnología Industrial ascendieron a 6.700 millones de euros, un 2 por ciento nominal por debajo del nivel del ejercicio anterior (1 por ciento después del ajuste de los efectos del tipo de cambio). Esta ligera disminución se debió a la debilidad del mercado, así como a la desinversión de los negocios del sector de neumática a principios de 2014. Sin considerar el efecto de consolidación, las ventas después de ajustar los efectos del tipo de cambio aumentaron un 2,5 por ciento y un 3,6 por ciento tras los correspondientes ajustes cambiarios. Con todo ello, Tecnología Industrial mejoró su EBIT hasta alcanzar los 67 millones de euros.

Bienes de consumo: líder del mercado de herramientas eléctricas

Fomentar el crecimiento fue el reto abordado por el área empresarial Bienes de Consumo. Sus ventas crecieron un 5 por ciento hasta situarse en 4.200 millones de euros, o un 7 por ciento, después de ajustar los efectos del tipo de cambio. El año pasado, esta área empresarial generó un EBIT de 550 millones de euros y un margen EBIT del 13,1 por ciento. Su EBIT incluye el prorrateo de beneficios tras impuestos de la empresa conjunta BSH Bosch und Siemens Hausgeräte GmbH.

Tecnología para la Energía y la Edificación: mejora de la competitividad

En 2014, el área empresarial Tecnología para la Energía y la Edificación aumentó sus ventas en un 1,7 por ciento (2,6 por ciento después de ajustar los efectos del tipo de cambio), hasta los 4.600 millones de euros. Su EBIT llegó a unos 170 millones de euros. El EBIT marginal se situó en el 3,7 por ciento.

Plantilla: 12.000 nuevos empleados este año

En 2015, Bosch planea contratar unos 12.000 licenciados en todo el mundo, 1.200 de ellos en Alemania. El número total de empleados de Bosch en 2014 creció en unos 9.000, situándose en 290.000. Tras la integración de la plantilla correspondiente al cincuenta por ciento de las empresas conjuntas Bosch und Siemens Hausgeräte GmbH y ZF Lenksysteme GmbH, el Grupo Bosch da empleo, hoy en día, a cerca de 360.000 personas (al 1 de abril de 2015).

Soluciones de movilidad para el tráfico del mañana

Para Bosch, la conducción automatizada es un área importante de crecimiento. La compañía está lanzando sucesivamente al mercado nuevos sistemas de asistencia al conductor. Por ejemplo, 2015 verá el comienzo de la producción en serie del sistema de aparcamiento por control remoto, del asistente de atascos de tráfico, y de una función de asistencia para maniobras de esquiva y desvío hacia la izquierda. En el área Mobility Solutions, más de 2.000 ingenieros están trabajando para que el piloto automático sea una realidad para los conductores. Cuando se trata de la movilidad del futuro, Bosch no sólo está activo en la automatización, sino también en la conectividad y la electrificación. Hasta hoy, la compañía está realizando 30 proyectos en serie relacionados con sistemas de propulsión eléctricos. Cada año, Bosch invierte cerca de 400 millones de euros en el campo de la electromovilidad, y en el no menos importante del desarrollo de la tecnología de baterías. “Hemos tenido un papel decisivo en la exitosa historia del diésel. Queremos hacer lo mismo con el sistema de propulsión eléctrica”, aseguró Denner. Una de las claves para alcanzar el éxito en el mercado de sistemas eléctricos de propulsión es su idoneidad para el uso diario.

Actualmente, Bosch se ve a sí mismo como un proveedor de soluciones de movilidad que se extienden más allá del automóvil. En 2014, sistemas como la inyección directa de gasolina y diésel tuvieron, una vez más, un gran éxito. Cada vez más, estos sistemas están siendo acompañados por diversas soluciones de software y servicios de movilidad. “La conectividad hace posibles soluciones completamente nuevas para el tráfico multimodal del futuro. El pasado año, por ejemplo, Bosch empezó a conectar un sistema de gestión electrónica del motor para motocicletas, de forma que los motoristas puedan utilizar sus smartphones para leer y evaluar los datos del vehículo.

La creciente importancia del software

En el negocio de la conectividad, Bosch se asienta en las “3S”: sensores, software y servicios. La empresa es el fabricante líder a nivel mundial de sensores micromecánicos, más conocidos como sensores MEMS. Este año, se fabricarán 1.600 millones –casi un 25 por ciento más que en el año anterior. Por otra parte, desde hace algunos años, la empresa de tecnología ha estado expandiendo sus competencias en materia de software. Hoy en día, uno de cada tres de los 45.700 empleados que trabajan en investigación y desarrollo es un ingeniero informático especializado en software. Sólo en el llamado ’internet de las cosas’ están trabajando 3.000 ingenieros. “Para Bosch, la experiencia en el campo del software es una competencia clave para el futuro”, señaló Denner.

Bosch IoT suite: plataforma para el ‘internet de las cosas’

La Bosch IoT suite es una plataforma central de software para el ‘internet de las cosas’. Se encarga de organizar la comunicación y el intercambio de datos entre los objetos conectados a internet, tales como maquinaria de fabricación, sistemas de calefacción y cámaras de seguridad. La Bosch IoT suite también puede analizar y procesar grandes cantidades de datos (“Big Data Management”) que se generan en áreas como la industria conectada. Bosch también hace posible que su suite IoT sea accesible a los desarrolladores de código abierto.

Multitud de servicios en el ‘internet de las cosas’

Según Denner, el potencial de negocio del ‘internet de las cosas’ reside, sobre todo, en los servicios que se puedan derivar de la conectividad. “Bosch es, a partes iguales, un proveedor de tecnología y de servicios, y ambas facetas representan para nosotros una ventaja en el negocio de la conectividad”. Incluso hoy en día, Bosch ofrece una amplia gama de soluciones de servicio para muchas industrias y clientes. Por ejemplo, su división Security Systems ofrece servicios telemáticos como la llamada automática de emergencia, eCall, para 500.000 vehículos en 16 idiomas. A finales de 2015, Bosch habrá facilitado la conectividad de unos 100.000 vehículos para la gestión de flotas de las empresas de renting y de seguros. En la feria industrial de Hannover, Bosch presentó su sistema de gestión de servicio remoto (“Remote Service Manager”). En la industria conectada, el mantenimiento de maquinaria a distancia ya es posible.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse