El autoconsumo pisa fuerte

Por en 17/06/2013
Autoconsumo-Krannich

Una instalación fotovoltaica de autoconsumo de 10kW se acaba de poner en marcha en Dénia (Alicante) por SolarMontroi, uno de los clientes de Krannich. Después del relativamente rápido proceso de legalización, la mini-central eléctrica ya ha empezado a generar energía limpia que a cabo del año llegará a 15MWh. Comparado con una central de carbón, toda esta electricidad verde ahorrará casi 15 toneladas de CO2 al año gracias a los paneles solares de Luxor, los inversores Tripower de SMA y las estructuras de aluminio de K2 Systems. La instalación fotovoltaica está realizada sobre un tejado inclinado de teja española y ocupa una superficie de 66,5m2. Lo más importante del proyecto es que a partir del 7º año toda la electricidad generada por el sistema será totalmente gratis ya que para entonces la inversión estará amortizada.

Con este sistema, ya son 70 los proyectos de autoconsumo instantáneo con una potencia total de algo más de 1MW en los que ha participado Krannich Solar hasta la fecha. Las principales comunidades en acoger las plantas fotovoltaicas diseñadas con el material suministrado por la distribuidora alemana han sido Murcia, Andalucía, Baleares, Canarias y la Valenciana que lidera la lista por potencia instalada. Además de SolarMontroi, cabe destacar Monsolar, Ninobe, Grupo Ceasa, Talimai y GEXXI, como unas de las empresas de ingeniería e instaladoras con más experiencia en este tipo de proyectos.

Casi todos componentes fotovoltaicos de las mini-centrales eléctricas, representados por las marcas de renombre del sector, han sido suministrados por Krannich. Los tejados se cubrieron de las muy ligeras estructuras de aluminio anodizado con 12 años de garantía de K2 Systems que soportan paneles solares fabricados por Axitec, Luxor, REC, Suntech o Trina. Los inversores que convierten la corriente continua generada por las placas en alterna son Kaco New Energy, Kostal y SMA.

El autoconsumo fotovoltaico representa una parte orgánica del mix energético del futuro. Es una modalidad de suministro que no supone coste para el sistema eléctrico ya que el consumidor es propietario de una instalación solar y produce su propia electricidad. Existen varias clases de sistemas fotovoltaicos de autoconsumo que pueden ser aislados o estar conectados a la red. Este último tipo de generación aunque esté regulado en España por el RD1699/2011 todavía deja mucho que desear. Mientras que algunos países con poca radiación como Dinamarca ofrecen a sus ciudadanos la posibilidad del balance neto que permite recuperar de la red los excedentes de la energía generada y vertida previamente para su “almacenaje” temporal, en España no existe ninguna normativa para esta clase de instalaciones que, sin embargo, se espera esté aprobada a finales de junio junto con el nuevo modelo energético. Por esta razón, todos los sistemas fotovoltaicos de autoconsumo en los que ha participado Krannich Solar han sido dimensionados para su modalidad instantánea que evita la inyección de la electricidad sobrante en la red eléctrica gracias a su diseño optimizado para cubrir los consumos energéticos constantes.

Las principales ventajas del autoconsumo fotovoltaico son un coste reducido que continúa bajando, la independencia del crecimiento del precio de la luz y, la más importante, la mejora de la competitividad de las empresas que pueden reducir la partida de electricidad en sus costes de explotación.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse