El Gobierno andaluz incentiva con 6,58 millones la compra de 2.300 vehículos híbridos

Por en 31/12/2012

La Junta prevé que la adquisición de estos coches permitirá ahorrar dos millones de litros de combustible y evitar la emisión de 5.821 toneladas de CO2

2.320 andaluces han solicitado incentivos para adquirir vehículos híbridos en el marco de distintas órdenes de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, gestionadas a través de la Agencia Andaluza de la Energía. Estos vehículos son más silenciosos y respetuosos con el medio ambiente que los convencionales y su fomento es una de las líneas de impulso de la movilidad sostenible de la Junta de Andalucía.

Por ello, la Consejería de Economía ha subvencionado con 6.583.234 euros la adquisición de 2.320 de estos vehículos. Por provincias, Sevilla ha contabilizado 799; Málaga, 386; Granada, 318; Cádiz, 316; Córdoba, 206; Almería, 121; Huelva, 100 y Jaén, 74 vehículos.

Con estos vehículos subvencionados, la Agencia prevé un ahorro energético global equivalente a más de dos millones de litros de combustible. Gracias a ello, se evitará la emisión de 5.821 toneladas de CO2 a la atmósfera, como si se retiraran de la circulación 2.375 coches.

Los ciudadanos pueden adquirir un vehículo híbrido siguiendo el mismo procedimiento por el que actualmente pueden sustituir un electrodoméstico poco eficiente a través del Plan Renove de Electrodomésticos. Acuden a alguno de los concesionarios adheridos y será el propio comerciante, mediante tramitación telemática, el que presente la solicitud en nombre del ciudadano, entidad o empresa a la Orden de Incentivos de la Agencia Andaluza de la Energía. El usuario recibirá el descuento equivalente directamente en su factura y no tendrá que realizar ninguna otra gestión con la Administración.

El vehículo híbrido tiene dos motores que se complementan entre sí: uno térmico, de gasolina, y otro eléctrico, que es el que se utiliza para arrancar el motor y circular por ciudad. La eficiencia de este tipo de tecnología se optimiza en recorridos urbanos porque el motor del vehículo híbrido se detiene en los semáforos y aprovecha las frenadas y los descensos para recargar su batería. Cuando se está en un atasco, acelerando y desacelerando -momento en el que los vehículos convencionales consumen más carburante- el híbrido utiliza el motor eléctrico.

El consumo medio de los vehículos híbridos está por debajo de los cinco litros cada 100 kilómetros. Por ejemplo, para un conductor de un taxi que realice 80.000 kilómetros al año, en su mayoría en ámbito urbano, supone un ahorro en combustible de 1.808 litros al año, evitando la emisión a la atmósfera de más de 4,16 toneladas de CO2.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse