Energía geotérmica, impulso a la actividad económica

Por en 10/08/2014
energia-geotermica

La conocida como “energía geotérmica” consiste básicamente en el aprovechamiento del calor almacenado en la corteza terrestre. Su gran potencial  es muy elevado, ya que la geotermia de muy baja temperatura, o también denominada geotermia somera, no requiere de unas condiciones geológicas o naturales muy especiales, y se puede aprovechar mediante la utilización de una bomba de calor para calefacción, climatización y producción de agua caliente en la práctica totalidad del territorio.

Cabe destacar que las que fueron las primeras instalaciones en el ámbito doméstico se referían a viviendas unifamiliares que proporcionaban energía para cubrir su demanda térmica, que era proporcional a su tamaño, mientras que actualmente ya se solicitan instalaciones para conjuntos residenciales, con elevadas potencias y numerosos usuarios.

Geotermia: Impulso a la actividad económica

El creciente fomento de este tipo de energía puede ayudar a reducir nuestra demanda energética de las fuentes convencionales, lo que tiene un efecto favorable para el medio ambiente, además de que con ello también reducimos nuestra factura energética. Pero ésta no es la única contribución al impulso de la actividad económica, ya que la introducción de estas tecnologías exige, a su vez, contar con un tejido productivo adecuado que incorpore técnicos, instaladores y empresas especializadas, entre otros.

Su desarrollo, una energía que entra dentro de las renovables, supone una gran oportunidad para numerosos empresarios y trabajadores al poder iniciarse en una tecnología lo suficientemente madura para generar actividad y riqueza y donde se estima una importante demanda laboral para los próximos años.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse