La casa del futuro se encuentra en Eskoriatza

Por en 18/01/2013

La empresa gipuzkoana Setalde presenta una exposición que recrea una vivienda completamente controlada por un sistema domótico de última generación. Esta dirigida principalmente a profesionales, instaladores, decoradores y  arquitectos.

23 de julio de 2009.- El futuro ya es presente. Es la conclusión a la que podemos llegar una vez visitada la exposición que Setalde ha organizado en su centro de Eskoriatza. Se ha recreado de manera completa una vivienda que está gobernada por sistemas domóticos de última generación. El ordenador controla todo el hogar. La iluminación, el agua, la seguridad, el ocio, todo vigilado y sin espacio para la improvisación.

La entrada

Todo empieza en la puerta de entrada donde se sustituye la cerradura de la puerta por un videoportero con control de acceso inteligente. Una tarjeta sustituye a la tradicional llave. Solo con pasar dicha tarjeta por delante del sensor, la puerta se abre de par en par. La tarjeta esta codificada de manera que es imposible acceder a la clave. El sistema sabe en todo momento quién ha accedido al hogar y a qué hora. Puede programarse para permitir el acceso a horas determinadas, por ejemplo para el personal de servicio. Además puede albergar hasta ocho cámaras de manera que podemos vigilar desde dentro los accesos y rincones de la casa. Mediante un interface IP podemos ver esas cámaras a través de internet desde cualquier punto.

La iluminación

Una vez dentro un sistema presencial se encarga de darnos la bienvenida con la iluminación. Dependiendo del número de personas que estén dentro de la vivienda, así como de la luz de entra por las ventanas, el dispositivo encenderá las lámparas con una intensidad acorde a esos parámetros. De esta manera seremos más eficientes en el consumo. Según vayamos moviéndonos, de una habitación a otra, la luz irá encendiéndose y apagándose a la vez.

El panel de control

Esta vivienda ficticia cuenta con un panel central desde donde gobernamos todo el sistema. En una pantalla de algo más de 11 pulgadas un plano de nuestra vivienda aparece en ella con todos los dispositivos representados: seguridad, iluminación, calefacción, agua, etc. Desde este panel táctil podemos activar y desactivar todo. Incluso si abandonáramos el domicilio y con solo tocar un botón el sistema se encargaría de apagar todo. Si nos hubiéramos dejado un grifo abierto, el ordenador lo detecta y cierra la válvula general de agua y a través de un mensaje a nuestro móvil nos comunica el incidente y la solución que ha adoptado. Si se produjera un escape de gas un sensor lo detectaría y haría lo propio con su válvula general. Dependiendo de la luz puede bajar y subir las persianas, toldos, etc. dando la sensación de habitabilidad mientras estamos fuera de vacaciones. Gracias a este sistema podemos programar incluso los interruptores de la luz para que tengan diversas funciones: encendido y apagado, regulación digital, etc. Sorprende en la exposición un interruptor táctil cuadrado con funciones programables en cada esquina. Según la que toques se realiza una función u otra.

Interruptores radiocontrolados

Se acabaron las obras y abrir rozas en las paredes. Un sistema de interruptores controlados por radio nos proporcionan la solución. Tan solo una base va conectada por los cables tradicionales, el resto y de manera casi ilimitada controla la luz o lo que queramos a través de señales de radio. Cada interruptor lleva una pila que dura cinco años y se coloca en cualquier punto. Incluso se puede usar como mando a distancia.

El ocio

La vivienda expuesta en Setalde dispone de hilo musical domótico. La música puede sonar por los diferentes altavoces instalados en todos los habitáculos de la casa. Pero el dispositivo ofrece más. Mediante tarjetas que se insertan en la unidad principal podemos sumar más funciones como teléfono, calefacción, toldos exteriores, persianas, incluso video-vigilancia. Un ejemplo a destacar es el teléfono, el cual, podemos manipular desde los controles del hilo musical. Podemos descolgarlo, marcar un número e incluso hablar desde un micrófono ambiente o escucharlo por los altavoces

Raúl Jiménez, responsable de domótica de Setalde, comenta que todo lo expuesto en este centro es una realidad que ya funciona en viviendas, hoteles, oficinas. “Antes, por ejemplo, el hecho de manipular las persianas motorizadas con un mando a distancia era algo que no nos entraba en la cabeza. Hoy día es un accesorio más de nuestros hogares y además ha quedado demostrado que alarga la vida de los componentes”. “Con esta exposición”, prosigue Raúl, “queremos que los profesionales instaladores, los arquitectos o los decoradores conozcan las posibilidades que sistemas como estos nos pueden ofrecer y que muy probablemente pronto los veremos introducidos como un elemento más en nuestros hogares”.

Más información:
www.inergetika.com
www.setalde.com

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse