Las ciudades inteligentes del futuro deben ser plenamente accesibles

Por en 28/09/2015
Fundación ONCE

Expertos internacionales debatieron en el Congreso Internacional de Tecnología y Turismo para todos, organizado por Fundación ONCE, sobre cómo serán las ciudades del futuro y qué necesidades deben cubrir. Una de las principales conclusiones es que las ciudades inteligentes deben ser plenamente accesibles.

El Panel “Tendencias Globales en Tecnología y Accesibilidad”, moderado por el director del Centro de Investigación, Desarrollo y Aplicación Tiflotécnica de la ONCE (CIDAT), Guillermo Hermida Simil, contó con la participación de David Banes, del Qatar Assistive Technology Center, quien explicó el proyecto de ciudad accesible que en dicho país árabe se está llevando a cabo con la intención de hacerlo posible en el año 2022.

Banes destacó “la importancia de estos avances para los próximos diez años”. “Lo que estamos pensando es en hacer las ciudades accesibles en un futuro”, declaró. Además remarcó la importancia de los foros electrónicos y otras consultas ya que lo importante es que la gente tenga una voz y resaltó “la coparticipación de todos para lograr la accesibilidad de una ciudad”. Es un reto “cruzar las dos formas de participación, la online y la tradicional”.

Ante el planteamiento de si es posible planificar una ciudad accesible para el futuro, el experto considera que “sí es posible, aunque no será fácil. Para dentro de diez años, también hay que anticipar las necesidades que existirán dentro de esos años”. A lo que añadió que “tenemos que empezar a preguntarnos cómo serán las ciudades del futuro”. Otro aspecto que se plantea es cómo llevar las tecnologías al mundo físico en lugar del mundo interactivo. En cualquier caso, ve crucial la necesidad de “tomar decisiones duras para decidir en dónde vamos a invertir nuestro tiempo y financiación para conseguirlo”.

Natalí González Villariny, técnico de accesibilidad de Fundación ONCE, explicó el proyecto de vigilancia de tecnología accesible. El objetivo de esta iniciativa “consiste fundamentalmente en buscar información sobre investigación y desarrollo, encaminada a mejorar la calidad de vida de las personas”, declaró. Además habló de la necesidad de “tomar decisiones estratégicas cada vez más arriesgadas”. Para González se trata de contar con información relevante y objetiva para “tomar decisiones con el menor riesgo posible en el mercado”.

Después de analizar distintas fuentes como son las web de los distintos gobiernos, universidades con I+D, así como de grandes corporaciones, “hemos visto un gran interés en robótica, además de un gran interés en la tecnología móvil”, señaló González Villariny. Hay un gran porcentaje de datos sobre tecnología de la discapacidad, como los basados en la tecnología móvil, smart twitter, el proyecto Icarus, el proyecto Stream, o el medicamento accesible.

Intervino también Alejandro Gutiérrez, de I love the world, quien habló sobre el uso de drones con aplicaciones turísticas. “Está habiendo una revolución en lo que es la realidad virtual, en el acceso a vivir experiencias que en otras situaciones una persona no podría vivir”, comentó. Para él, el uso de los drones permite transmitir una experiencia en primera persona, es algo que “cambiaría el lenguaje audiovisual”.

Posteriormente tuvo lugar el Panel “Estrategias en Smart Destinations” que fue moderado por Yolanda de la Fuente, catedrática de la Universidad de Jaén y vicerrectora del Campus Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía, y que giró en torno a la importancia de hacer accesibles todos los aspectos de un destino turístico.

Así, Enrique Lancis, director de Tecnología y Desarrollo de Negocio de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur), comenzó su intervención señalando que cada destino es único e incorpora la accesibilidad de una forma diferente. Sin embargo, destacó que la accesibilidad es “un derecho universal”.

Por su parte, Dulce Torres, de SIMPROMI SL, habló sobre la Plataforma Tecnológica “Tenerife Accesible” y explicó que han desarrollado una base de datos para que las personas que vayan a viajar, cuenten la información adecuada en función de sus necesidades.

May Escobar, coordinadora de la Oficina Técnica de Red Española de Ciudades Inteligentes, advirtió acerca de la necesidad de empezar los proyectos pensando en la accesibilidad, y de la necesidad de una aplicación que aúne la información para los diferentes destinos turísticos españoles.

Por último, José Luis Borau Jordán, director del Área de Arquitectura, Urbanismo y Transporte de Ilunion, destacó que “la inteligencia de un destino debe medirse más allá de cuestiones tecnológicas; deberá dar un requisito básico de calidad, que ofrezca condiciones de igualdad, de accesibilidad”, y remarcó la necesidad de que la accesibilidad tiene que estar presente como una norma básica.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse