Las fuerzas políticas catalanas exponen sus propuestas electorales en materia energética

Por en 11/09/2015
CEEC debate

Las fuerzas políticas catalanas han expuesto sus propuestas electorales en materia energética durante la jornada que ha organizado El Clúster d’Eficiència Energètica de Catalunya (CEEC)

En el debate, moderado por el periodista de El Periódico Agustí Sala, han participado Mercè Rius, directora de el Institut Català d’Energia (Junts pel Sí), Hortènsia Grau (Catalunya Sí que es Pot), Jordi Terrades, secretario de Políticas Energéticas del PSC, Carles Torrecilla (UDC) y Serio Sanz (C’s). El Partido Popular de Cataluña y la CUP han excusado su ausencia.

La jornada se ha iniciado con la bienvenida de los asistentes de Albert Mitjà Moyano, presidente del Clúster d’Eficiència Energètica de Catalunya. Mitjà ha destacado la importancia de conocer de primera mano las
ideas sobre eficiencia energética de las diferentes fuerzas políticas, puesto que “el mercado de la energía está muy regulado y, al final, los gobiernos tienen un peso muy importante en las políticas energéticas que han de desarrollarse en un futuro”.

El debate se ha dividido en dos bloques temáticos. En el primer bloque se han expuesto las propuestas sobre cuestiones estructurales frente al autoconsumo y la energía solar.

En la primera intervención Mercè Rius ha rechazado el RED de Autoconsumo del Partido Popular destacando que “ha tenido la virtud de poner de acuerdo a todos los partidos de la oposición y a prácticamente todas las entidades”. En este sentido, Rius ha defendido la apuesta clara de su coalición política para el autoconsumo y las energías renovables y, a la vez, ha asegurado que la actual política energética española “ha creado inseguridad jurídica y ha creado una falta de confianza en inversiones futuras”. De las medidas del programa de Junts pel Sí destacan el establecimiento del Pacto Nacional por la Transición Energética para conseguir el objetivo de producción energética 100% renovable en el horizonte 2050; y la apuesta hacia un sistema de producción eléctrica distribuido “eliminando las barreras para los pequeños productores, empresas y administraciones favoreciendo el autoconsumo de fuentes renovables”.

Acto seguido, Carles Torrecilla  ha explicado que las propuestas energéticas del programa electoral de UDC “no nacen de una lucha contra el Estado español, sino de los programas de retos europeos como, por ejemplo, conseguir un ahorro energético, muy difícil de asumir, del 27% al 2030”. La apuesta de UDC es la de un “sistema interconectado unidireccional, pero no 100% renovable. Apostamos para aumentar el mix energético de interconexión, que ahora Cataluña ya tiene pero no responde a las necesidades del país”. Mas medidas previstas para UDC, entre otras, son el establecimiento de un operador del sistema catalán; la creación de un órgano regulador energético catalán con amplias competencias que incluya el transporte y la comercialización; la inversión de todos los fondos europeos disponibles para la rehabilitación energética de edificios; y la apuesta por la biomasa.

El tercer ponente, Jordi Terrades del PSC, ha propuesto un “pacto nacional de la energía que no dependa del cambio de las mayorías políticas y que de estabilidad y seguridad jurídica”. Terrades también se ha opuesto a alargar la vida de las centrales nucleares.

Hortènsia Grau de Catalunya Sí que es Pot ha defendido que es necesario cambiar el modelo energético “para que deje de ser un instrumento de poder en manos de un monopolio”, además que “es ineficiente para las perdidas de energía de más del 14% entre los centros de producción y de consumo”. Es necesaria, entonces, “la transición energética con el objetivo de llegar el año 2050 con el 100% de energía renovable” y apuesta, decididamente, por el cierre de las centrales nucleares. Finalmente, Catalunya Sí que es Pot se opone frontalmente al RD de Autoconsumo y cree en “la autogeneración con balance neto, en la generación distribuida en red con centros de concentración para abastecer grandes industrias y el transporte ferroviario”.

Para terminar con el primer bloque Sergio Sanz, de Ciutadans, ha situado en el año 2050 el objetivo de una
“producción energética 100% renovable”. Así mismo, Sanz ha subrayado la importancia de impulsar “la eficiencia energética de los edificios” y de la concienciación ciudadana frente al ahorro energético. Finalmente, C0s defiende un sistema energético distribuido, el uso de la geotermia, la eólica y la biomasa, rechaza el proyecto de RD de Autoconsumo, es partidario del balance neto y de diversificar los proveedores de gas natural.

Seguidamente, en el segundo bloque temático del debate todos los grupos políticos han defendido diferentes
medidas para luchar contra la pobreza energética e incentivar la rehabilitación de edificios bajo criterios de eficiencia energética.

Así mismo, todas las fuerzas políticas, excepto UDC, han criticado el actual sistema tarifario que hace que los consumidores españoles paguen la cuarta energía más cara de Europa y afecta directamente a la competitividad de las empresas. En este sentido, PSC y Junts pel Sí i C’s han propuesto realizar una auditoria energética para saber los coste reales del sistema energético español. UDC, en cambio, ha afirmado que “no vemos la energía como un problema ni a las empresas como a delincuentes, no vemos a los directivos de las empresas eléctricas en las puertas giratorias ni demonizamos las empresas eléctricas”.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse