Energía eléctrica con instalación combinada de energías renovables

Por en 13/07/2017
energias renovables. Bruselas

Una instalación combinada de energías renovables permite proveer la energía eléctrica necesaria sin importar si existe suministro eléctrico o no

Ya no es relevante si existe o no suministro eléctrico en una instalación agrícola o ganadera mediante instalación combinada de energías renovables se puede obtener la energía eléctrica necesaria para alimentar ciertos consumos.

Combinar eólica, solar e hidráulica sería la situación ideal

La situación ideal sería combinar la energía eólica y la solar (incluso si es posible combinarlas con la hidráulica). Sólo de esta manera puede darse una generación estable y equilibrada, sin tener en cuenta la hora del día ni si es primavera, verano, invierno u otoño.

Cinco elementos fundamentales en una instalación combinada:

  1. Aerogeneradores: permiten generar electricidad durante el día y la noche, a partir de la fuerza del viento. Se pueden incluso emplear aerogeneradores de diferentes potencias según las necesidades de consumo de la instalación.
  2. Paneles solares: generan electricidad a partir de los rayos solares. En ese claro sí que estaría limitado a las horas de sol disponibles. El tipo de panel a instalar se selecciona en función de la demanda energética necesaria, de la potencia y tamaño de los paneles y de las unidades a instalar.
  3. Reguladores: para vigilar el estado de las baterías y hacer un seguimiento de la energía generada por los paneles solares o los aerogeneradores. Además impiden la sobrecarga o descarga de las baterías.
  4. Baterías: para almacenar la energía generada y suministrarla en el momento que sea necesario su consumo. La autonomía mínima aconsejable es de al menos tres días.
  5. Inversores: para transformar en corriente alterna la corriente continua almacenada en las baterías, y que así se convierta en energía apta para el consumo. En el mercado hay diferentes alternativas de inversor, con diferentes posibilidades. Algunos permiten la interacción entre ellos, con grupos electrógenos, con la red eléctrica, etc…

Algunas nociones básicas sobre el diseño de una instalación combinada:

Lo primero que se debe hacer es conocer la radiación solar y la velocidad del viento en la zona de la instalación, a lo largo de todo el año. Para ello hay que recurrir a los informes locales o registros públicos de organismos oficiales.

A partir de los datos de consumo de la explotación que debe facilitar el usuario (bombeo del agua, automatizaciones, alumbrado, ventiladores, motores…), se definen las necesidades energéticas de la instalación.

Y finalmente, con toda esta información, hay que evaluar las posibilidades de generación de energía y especificar cuáles serán los elementos generadores de energía requeridos para abastecer la demanda energética, también cuántas baterías serán necesarias para la acumulación y suministro, los inversores y reguladores que harán falta, etc…

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse