Röchling introduce un sistema de gestión energética para mejorar en eficiencia

Por en 15/10/2013
Roechling-eficiencia-energetica

No es la primera vez desde la revolución energética que las empresas y los consumidores se han enfrentado a un reto: reducir los costes de energía y tener un consumo más sostenible. La norma DIN ISO 50001 establece los requisitos para las empresas preocupadas por la inserción y conclusión de un SGEn (Sistema de Gestión Energética). Para satisfacer los requisitos de la norma, Röchling ha desarrollado nuevas estructuras que aumentan y administran los flujos de energía en la empresa sobre una base sostenible y sistemática. La empresa DQS GmbH, instituto Alemán independiente para la certificación de sistemas de gestión, certificó el sistema para ambos lugares (Haren y Troisdorf) de acuerdo con una prueba que se desarrolló durante varios días.

 El uso consciente de los recursos

“La eficiencia energética desempeña un papel muy importante con nosotros”, explica Ludger Bartels, COO del Grupo Röchling, en Mannheim. “El uso consciente de la energía y de los recursos está firmemente anclado en las normas de la empresa. A largo plazo, el sistema nos permitirá reducir nuestros costes de energía y el uso de los recursos de manera más sostenible.”

 Mejorar la eficiencia energética a largo plazo

La exitosa introducción fue preparada en gran parte por Ingo Hartmann, empleado que forma parte permanente de la Gestión de Energía Oficial de la compañía. Él es responsable de reunir los datos de energía pertinentes. “Desde la electricidad, el calor y el aceite hasta del gas y el consumo de aire comprimido, medimos de forma sistemática los flujos de energía. El análisis de los datos nos muestra las cantidades de energía que utilizamos, dónde y en qué horas, de forma detallada. Sobre la base de éstas cifras, nos fijamos metas relacionadas con el ahorro de energía y la mejora de la eficiencia energética a largo plazo, “, explica Ingo Hartmann.

La inserción de los empleados es importante

Hartmann creó la estructura necesaria para la recolección sistemática de datos, en estrecha colaboración con los responsables de las secuencias y procesos correspondientes a los departamentos especializados en escenarios de casos reales. “Fue sólo en estrecho intercambio con nuestros expertos a través del cual hemos sido capaces de determinar los flujos de energía y las posibles mejoras detalladamente”, dice Hartmann, aclarando que los empleados están intensamente incluidos en las SGEn. Durante la inserción, los equipos de energía especialmente formados con expertos profesionales, se reunieron regularmente y se dieron cuenta de las medidas necesarias para la certificación. En las sesiones de capacitación laboral, los empleados también aprendieron a manejar la energía de forma consciente y responsable.

Procesos de producción de iluminación

El sistema ya ha dado sus primeros frutos. Para que las nuevas estructuras conduzcan a una mayor eficiencia así como a un menor consumo y costes, Röchling considera los datos en todas las decisiones de inversión. Los procesos de fabricación de la empresa fueron verificados intensamente, y los componentes en los procesos intensivos de energía determinaron e introdujeron medidas de mejora. Los nuevos sistemas de ahorro de iluminación en algunas de las zonas de producción han contribuido recientemente a un uso más eficiente de la energía.

Objetivos energéticos anuales satisfactorios

El certificado tiene una validez de tres años. Para renovar la certificación con éxito, la empresa tiene que fijar nuevos objetivos energéticos cada año y demostrar con las medidas específicas que el sistema de gestión energético activo está siendo desarrollado y aplicado. “Regularmente determinamos los ahorros potenciales de energía y evaluamos cómo de exitosas son nuestras medidas. DQS GmbH también hace controles anuales para ver si hemos alcanzado nuestros objetivos energéticos”, explica Hartmann analizando el sistema de gestión, cuyo objetivo es la mejora continua.

Introducción prevista en otros sitios

Tomando como base las experiencias de Röchling Engineering Plastics en Haren y Troisdorf, Röchling ahora se encarga de introducir un sistema de gestión de la energía en puntos adicionales a las filiales internacionales y, al hacerlo seguirá apoyando el uso consciente de los recursos con el fin de mejorar la eficiencia energética en todo el grupo de empresas a largo plazo.

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse