Valencia subvencionará cerca de 3.000 viviendas protegidas que ahorran energía

Por en 08/01/2013

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, a través del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), tiene en curso la evaluación de cerca de 3.000 viviendas de protección pública (VPP) proyectadas con medidas para el ahorro de energía.

24 de mayo de 2011.- La Generalitat cuenta con el distintivo del Perfil de Calidad cuya obtención da lugar a ayudas a los promotores de hasta 3.000 euros por vivienda que permiten incentivar la construcción de viviendas protegidas sostenibles y eficientes en la Comunitat.

El Vicepresidente tercero del Consell, Juan Cotino, ha destacado que “apostar por el ahorro de energía en las viviendas es hacerlo por el ahorro de las familias y por la mejora de la competitividad empresarial. El Gobierno Valenciano ofrece su apoyo económico directo a la construcción de vivienda protegida sostenible no sólo por el valor medioambiental de esta iniciativa, sino, sobre todo, porque supone un ahorro para las familias y un aliciente para las empresas. Y estos son dos objetivos fundamentales en estos difíciles momentos que atraviesan los ciudadanos debido a la crisis”.

Cotino ha recordado que “hace unos días el Consell aprobó un plan para ahorrar 50 millones de euros en energía en los edificios públicos y vamos a seguir trabajando por la eficiencia energética también en las nuevas edificaciones de viviendas y en las rehabilitaciones. El precio de la energía se dispara y, por ello, es importante promover que las viviendas consuman menos”.


Ventajas para ciudadanos y promotores

Según ha afirmado el Vicepresidente tercero, “residir en una vivienda protegida es ya de por sí una ventaja, por su precio limitado, pero hacerlo en una sostenible, que consume menos agua y luz, que es más eficiente, más cómoda y que genera un menor impacto en el medio ambiente, lo es todavía más. El ahorro de recursos tiene una repercusión positiva en la factura que tiene que pagar el ciudadano, que puede llegar a ahorrar hasta 575 euros al año en agua y luz, dependiendo de la zona”.

“Además de reducir la factura de la luz, potenciar que las viviendas incorporen soluciones eficientes en materia de energía también supone incrementar las oportunidades de negocio de fabricantes de materiales y productos sostenibles. Asimismo, contar con el Perfil de Calidad de la Generalitat constituye un valor añadido para el promotor que puede diferenciar sus promociones del resto de la oferta”, ha añadido el Vicepresidente.

En este sentido, Cotino ha señalado que “cada vez existe una mayor concienciación sobre la necesidad de que nuestras edificaciones sean más eficientes y sostenibles como demuestra el hecho de que prácticamente la mitad de las viviendas protegidas iniciadas en la Comunitat Valenciana el año pasado solicitaron la evaluación de su sostenibilidad a través de este Perfil de Calidad”.

Las ayudas de la Generalitat asociadas al Perfil de Calidad llegan a cubrir entre el 70 y el 90 por ciento de las mejoras incorporadas en las viviendas por el promotor. “Con ello, el Gobierno Valenciano en un momento crítico para el sector de la construcción como el que estamos viviendo está ofreciendo a los promotores una herramienta para facilitar la venta de sus viviendas y promoviendo una nueva actitud empresarial y social sobre la importancia de la construcción y el urbanismo sostenibles”, ha manifestado Cotino.


Medidas de ahorro

Las viviendas de protección pública con Perfil de Calidad son más eficientes y duraderas, menos contaminantes y más económicas, ya que incorporan soluciones que permiten ahorrar hasta un 33% en el consumo de energía y hasta un 35% en agua. En concreto, cada una de las viviendas sostenibles ahorra 1.800 kw/hora de energía, unos 60 m3 de agua y deja de emitir 735 kg de CO2 al año.

Algunas de las medidas para reducir el consumo de energía son minimizar las pérdidas térmicas mediante materiales aislantes, idear sistemas para aprovechar al máximo la luz natural, mejorar el rendimiento del ascensor y las instalaciones de iluminación y climatización o potenciar el uso de energías renovables en la edificación como la fotovoltaica y la solar térmica.

En materia de ahorro de agua algunos de los sistemas más eficaces son descargadores de cisternas de pequeño volumen con descarga interrumpible o de doble pulsador, reductores de caudal en duchas, griferías de accionamiento automático, de doble apertura y de apertura en frío y sistemas de reutilización de aguas residuales, así como de aprovechamiento de agua de lluvia.

La correcta selección de los materiales es otro de los factores que influye en la construcción sostenible. En este sentido, los expertos recomiendan el uso de materiales reciclados procedentes de residuos de la construcción y la demolición, y soluciones constructivas que disminuyan la generación de residuos o que favorezcan su recuperación, reutilización o reciclaje al final de la vida útil de edificio.

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse