Valladolid impulsa un proyecto energético para potenciar la biomasa forestal

Por en 08/01/2013

A través de este proyecto se instalará una única caldera de biomasa que dará servicio a todo el Campus Miguel Delibes.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, y el rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán, han suscrito un convenio marco para desarrollar actuaciones energéticas para convertir el Campus Universitario Miguel Delibes en un modelo de campus basado en criterios de sostenibilidad medioambiental y eficiencia energética.

El objetivo de este proyecto es que en el campus se puedan estudiar y valorar los diferentes sistemas de ahorro y producción energética basados en energías renovables. Para ello se va a trabajar en la implantación, mantenimiento y explotación de un District Heating una instalación centralizada con tuberías de distribución- que dé servicio a todos los centros del Campus Miguel Delibes.

La Junta de Castilla y León se ha comprometido a analizar la solución técnica y económica más viable para suministrar calor, frío y agua caliente a todas las instalaciones del Campus Miguel Delibes mediante este sistema y a ejecutar las obras e instalaciones necesarias, con ayuda financiera del Banco Europeo de Inversiones.

Además, el Gobierno Autonómico se encargará de mantener y explotar las instalaciones, asegurando el suministro de biomasa forestal necesaria para su funcionamiento. Para ello, planteará a la Universidad de Valladolid un plan financiero de amortización de la inversión con cargo al ahorro conseguido en el consumo.

Este convenio pretende, además de conseguir una reducción del gasto público, avanzar en el desarrollo de la biomasa forestal como alternativa a los combustibles fósiles en la producción de calor. El objetivo es impulsar un sector basado en un producto autóctono que permitirá generar actividad y empleo en la región y que contribuye a mejorar el estado selvícola de las masas forestales mientras se contribuyen a reducir el consumo de combustibles fósiles, con las repercusiones ambientales y económicas que supone.

Calderas de biomasa forestal en edificios públicos

En el marco de la Estrategia de Desarrollo Sostenible y el Plan de Bioenergía, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente está impulsando un programa para la implantación de calderas de biomasa forestal en edificios públicos.

A través de este programa se promueve la sustitución de calderas de gasóleo por calderas de biomasa que utilizarán como combustible pellets o microastillas que se producirán en la región, tanto en las plantas existentes como en las que sese encuentran en construcción. La capacidad de producción actual se sitúa en torno a las 50.000 tm y aumentará notablemente en los próximos 2 años.

La Consejería apoya las iniciativas empresariales asociadas a un proceso productivo regular y a una recogida selectiva de restos de madera proveniente de clareos y limpiezas de bosques, que constituye una fuente renovable que asegura la neutralidad de las emisiones.

El uso del pellet para la generación de bioenergía está cada vez más extendido en Europa, donde hay países en los que más del 50% de las calderas domésticas instaladas funcionan con este combustible.

Ventajas de las calderas de biomasa

La implantación de calderas de biomasa conlleva una seria de beneficios como la mejora de la eficiencia energética, ya que supone un ahorro de entre el 20% y el 30% en los costes de combustible. Además, la implantación de energías renovablessupone una mejora indudable desde el punto de vista ambiental ya que es más limpia y ecológica.

También es una ventaja la facilidad para utilizar estas calderas ya que cuentan con sistemas de alimentación automáticos y con residuos de ceniza en torno al 0.5%. A nivel económico supone un impulso positivo en la región para generar actividad y crear empleo.

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse