“Frio Solar”: Climatización eficiente para los edificios de energía “casi cero”

Por en 17/01/2013

El estándar Passivhaus reconoce a la tecnología “Frio Solar” como una de las medidas que pueden implementarse en los edificios para garantizar una alta eficiencia energética.

19 de septiembre de 2011.- Este estándar basa su estrategia en una envolvente térmica de los edificios de gran calidad, que proporciona un nivel de demanda energética muy bajo en el edificio.

Si este nivel de demanda se combina con una tecnología de climatización de alta eficiencia y origen renovable tendremos la pareja idónea para alcanzar las exigencias de los edificios de energía “casi cero”, que es la gran novedad que ClimateWell aporta al mercado.

La envolvente de una casa pasiva se caracteriza por el elevado grado de aislamiento, la calidad de las carpinterías y vidrios, el control de las infiltraciones de aire indeseadas y un cuidado diseño de la protección frente al exceso de radiación solar,

Así, la tecnología del “Frio Solar” de ClimateWell permite conseguir edificios altamente autosuficientes en términos de consumo de energía. El presidente de la Plataforma Passivhaus en España, Javier Crespo explica que “en verano, estos edificios eficientes necesitan refrigerar los edificios a través de un sistema de ventilación mecánica controlada o bien mediante tecnologías de refrigeración altamente eficientes basadas en la energía solar, como el Frio Solar.”

Por su reducido consumo, el Frio Solar posibilita el cumplimiento de los exigentes parámetros máximos de demanda de energía para climatización de los edificios pasivos: 15 kWh/m2 año y demanda de energía primaria total máxima de 120 kWh/m2 año.

Tecnología menos contaminante que los sistemas de climatización tradicionales

Esta tecnología es notablemente más eficiente y menos contaminante que los sistemas de climatización tradicionales. ClimateWell, la empresa que ha patentado el término de Frio Solar ha sido pionera en el uso de energías renovables como la Solar para la climatización de edificios.

Además del ahorro económico, con bajos costes de producción y un rápido retorno de la inversión, el estándar Passivhaus también pone sus miras en sistemas lo menos contaminantes posibles. En este sentido, el Frio Solar es una solución mínimamente contaminante que presenta una “huella de carbón” de tan sólo 42 Kg de CO2 por MWh de suministro, frente a otros sistemas que llegan hasta los 700 kg.

Hace un año, Bruselas lanzó un requerimiento a los estados miembros instándoles a tomar medidas para que a partir del año 2020 el consumo energético de los edificios sea prácticamente nulo. De esta forma, la edificación con estrictos criterios de eficiencia energética que hoy se considera como un importante valor añadido, será una norma obligatoria  en menos de una década.

Acerca de L.Garcia

Debe identificarse para comentar Identificarse