La discriminación horaria en la factura de la luz y cómo sacarle partido

Por en 17/10/2018
Lucera

La discriminación horaria en la factura de la luz o tarifa nocturna supone un factor clave para ahorrar en los días de frío que se acercan

Lucera, la primera compañía eléctrica que vende la luz a precio de coste, ofrece consejos de ahorro energético para que los consumidores puedan sacarle partido a esta tarifa.

La discriminación horaria se caracteriza por ofrecer un precio diferente por la energía en función de la franja horaria del día en que se consuma, distinguiendo entre un Periodo Punta, en el que la energía es casi un 20% más cara que una tarifa normal y una Franja Valle durante 14 horas al día (desde las 23h. hasta las 13h. del día siguiente), en la que la energía es casi un 50% más barata.

Según datos de la compañía y de estudios independientes, la contratación de una tarifa de este tipo permitiría al 86,5% de los hogares españoles un ahorro de energía de entre un 10 y un 40%, consiguiendo así un consumo más responsable y eficiente.

Consejos de Lucera para aprovechar la discriminación horaria

La eléctrica Lucera, en su búsqueda por guiar al usuario hacia la eficiencia energética y arrojar claridad en un sector muy opaco y hostil para el consumidor, aconseja seguir estos consejos básicos y adoptar estos hábitos para aprovechar el precio de la luz por horas:

● Unificar tomas de corriente en reglas: conectar a una misma regleta diferentes aparatos es un gesto aparentemente sencillo pero que permitirá por un lado eliminar el ‘stand by’ (el famoso consumo fantasma). Y, por otro, la posibilidad de desconectar los aparatos en las horas más caras si no son necesarios.

Temporizadores y termostatos: para controlar la temperatura y el funcionamiento de los sistemas de calefacción es recomendable instalar temporizadores o termostatos inteligentes. Así solamente estarán en funcionamiento cuando realmente se necesiten.

Iluminación LED: según el análisis de Lucera, la iluminación LED supone en torno a un 88% de ahorro respecto a las luminarias tradicionales. Este gesto de ahorro es especialmente importante ya que es habitual estar en casa en algunas horas punta en las que la luz es necesaria, por ejemplo de 20h a 23h, al preparar la cena o ver la televisión.

Organización de horarios: una de las quejas más comunes es que no es posible poner la lavadora a las 3 de la madrugada para aprovechar las horas valle. Pero hay que tener en cuenta que la tarifa de discriminación horaria llega a hasta el mediodía; por lo que tenemos toda la mañana para realizar estas tareas, además también podemos realizarlas el fin de semana si no estamos en casa.

Levantarse media hora antes y preparar la comida del día en lugar de hacerlo la tarde anterior: muchos preparan la comida del día siguiente por la noche o por la tarde. Es muy cómodo pero caro si se hace antes de las 22h en invierno. Como alternativa, podemos levantarnos un poco antes para preparar esa receta rápida por la mañana. Además, estará más sabroso ya que se habrá cocinado solo unas horas antes.

Poner las lavadoras el fin de semana: puede ser una buena idea dejar la colada para el sábado y el domingo ya que entre semana, la mayoría de veces, no será posible ponerla por la mañana si no volvemos hasta la noche. Si nuestra lavadora tiene la opción de programar, otra opción sería dejarla lista entre semana con un programa corto y tender la ropa antes de ir a trabajar.

Aprovechar el ciclo del lavavajillas y la secadora: estos electrodomésticos no son tan ruidosos como la lavadora, por lo que se pueden poner por la noche y así aprovechar las horas valle. Si se prefiere no hacerlo en horas de descanso, se puede poner en marcha después del desayuno. Así aprovecharemos las horas matutinas de la discriminación horaria ya que con el lavavajillas o la secadora no es necesario estar pendiente de cuándo finaliza (a diferencia de la lavadora).

La plancha, mejor de una vez: lo ideal es encontrar un hueco en horas valle para planchar la ropa. Si no es posible, intentar acumular la ropa para plancharla de una sola vez, por ejemplo la mañana del sábado o del domingo. Encender la plancha para una sola prenda es un derroche descomunal de energía.

La mejor hora para la ducha con termo eléctrico, lo más eficiente sería ponerle un temporizador para que calentara el agua por la noche y que la ducha fuera a primera hora de la mañana. Con que empezara a calentar el agua 5 horas antes de levantarse tendríamos agua caliente a bajo coste (calentada en horas valle) para una ducha perfecta.

Panel de Hogares de la CNMC

Según el Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) correspondiente al cuarto trimestre de 2017, cuatro de cada diez hogares españoles, un 40,3 %, desconocen qué tipo de tarifa eléctrica tienen contratada.

Por este motivo, Lucera, cuyo beneficio reside en la eficiencia real y no en que el cliente consuma más, cuenta con una Calculadora de Ahorro a disposición de cualquier interesado. En sólo tres minutos, permite descubrir cuánto podemos ahorrar en la factura de la luz adoptando la tarifa de discriminación horaria y otras medidas que ayudarán a alcanzar la eficiencia energética en casa.

Discriminación horaria

Acerca de A.Gomez

Debe identificarse para comentar Identificarse