El certificado energético y el ahorro de energía

Por en 11/08/2013
Escala-certificacion-energetica

El Certificado de eficiencia energética o certificado energético es un documento obligatorio desde el 1 de Junio de 2013 para todas las viviendas y locales que se vendan o alquilen.

 Finalidad del  Certificado de Eficiencia Energética

Su finalidad es mejorar la sostenibilidad, confort y ahorro de nuestras viviendas, no nace con un afán recaudatorio si no, bien entendido,  todo lo contrario. La finalidad del Certificado de eficiencia energética es aportar datos objetivos  sobre las características de nuestras viviendas, de esta manera el propietario puede tomar la decisión de reformar o mejorar aquellos aspectos que él considere oportuno, dentro de las recomendaciones que le aporta el propio certificado.

Certificado de eficiencia  energética en la adquisición de nuestras viviendas

Desde primeros de junio de 2013, nuestra manera de comprar, alquilar y valorar los distintos tipos de inmuebles, se verá claramente alterada debido a los datos que aporta los Certificados de eficiencia. Cuando compre o alquile,  dejará a un lado términos subjetivos como “completamente reformado” o “reformado”, el certificado aporta valores de cálculo avalados por las aplicaciones de cálculo que ofrece a los Técnicos (Arquitectos, Arquitectos Técnicos, Ingenieros e Ingenieros Técnicos), el Ministerio de Industria. Por tanto el Certificado no aporta opiniones sino cálculos.

Qué beneficios ofrece tener una vivienda eficiente

Gracias a este documento, el técnico que nos lo realice nos indicará que zonas de nuestra vivienda producen mayores pérdidas de frío o calor. A partir de estos datos podremos realizar los cambios necesarios para conseguir mejorarlos, la consecuencia, es un mayor confort y ver reducidas nuestras facturas tanto en gas, luz, gasoil.

A parte del consecuente ahorro económico por una mayor eficiencia energética de nuestras viviendas, también conseguimos disminuir la cantidad de CO2 que emitimos a la atmósfera. La mejora en materia de eficiencia energética se convierte en beneficiosa tanto para nuestro poder adquisitivo como para contribuir a una mejora del medio ambiente.

¿Qué tengo que cambiar para mejorar la eficiencia de mi vivienda?

Dentro del Certificado de eficiencia energética, el técnico le realizará varias propuestas de elementos a sustituir en pos de mejorar los consumos de su vivienda. Estas mejoras dispondrán de un valor económico y gracias al informe se puede valorar el tiempo de amortización de la inversión en la eficiencia energética de las viviendas.

Mejora de la eficiencia energética con Ventanas

El elementos estrella a sustituir para la mejora de la eficiencia energética son las ventanas, tanto por su exposición a el exterior, como por su composición. El vidrio, a pesar de existir vidrios de muy buena calidad, no dispone de la resistencia a las pérdidas de frío-calor  que pueda tener un muro. Por tanto, lo habitual o como medida principal, será sustituir nuestras ventanas por unas con características tales como, con rotura de puente térmico, cristales con cámara (cuanto mayor mejor) y carpinterías de buenos espesores. El material de la carpintería, no es lo más determinante, aunque si es importante, quizás sí los conceptos tales como la rotura del puente térmico. Otro buen consejo es que las ventanas venga en “block”, esto significa que el “tambor” de la persiana y las ventanas vengan en una misma pieza.

Eficiencia del Aislamiento interior

Debido a nuestra manera de construir, los edificios antiguos, se disponía con cámaras de aire pero sin aislamientos térmicos entre sus muros. Un buen aislamiento es fundamental en la mejora de nuestra eficiencia. La mejor medida de resolver nuestra resistencia a las pérdidas de calor de nuestros muros, es la aplicación de aislamientos o bien sobre las cámaras de aire que disponemos en nuestros muros o bien, colocando una doble pared con aislamientos (lana de roca, polímeros proyectados, etc). Con la pérdida de ±6cms sobre los muros de nuestras fachadas, se pueden conseguir valores muy interesantes en la mejora de nuestra vivienda y consecuentemente un ahorro en nuestras facturas.

Instalaciones de consumo energético eficiente

La caldera, una caldera de consumo eficiente, que disponga de térmos internos, un buen aislamiento térmico, bien mantenida, conseguirá que se optimice el combustible utilizado. Para calderas comunitarias o en edificios unifamiliarares aislados, se recomiendan sustituir por calderas de biomasa, alimentadas por combustibles no fósiles, más ecológicos.

Todas estas características son las que ofrece el certificado de eficiencia energética

Fuente:

GIOP

Acerca de Helena

Debe identificarse para comentar Identificarse