Mire aquí

    WELTEC BIOPOWER construirá una planta de biogás en Australia

    Por en 12/11/2015
    planta de biogas

    Down Under (Australia) descubre las ventajas de la fermentación de residuos

    WELTEC BIOPOWER construirá en los próximos 14 meses una planta de biogás a las afueras de Melbourne (Australia) junto con su socio del proyecto Aquatec Maxcon. El 19 de octubre de 2015 se puso la primera piedra para uno de los proyectos de biogás más innovadores de Australia. La planta de 1 megavatio para la digestión de desechos orgánicos será una de las primeras de su tipo en Down Under.

    El cliente Yarra Valley Water es una de las mayores empresas de Australia en el sector del abastecimiento de agua y eliminación de aguas residuales. Con la generación de biogás, Yarra Valley Water conseguirá la autarquía energética en el emplazamiento de la planta en Aurora. “Nuestra planta de tratamiento de residuos es una solución sostenible para el aprovechamiento de restos orgánicos. Se producirá energía verde suficiente para abastecer de corriente y calor a nuestra actual estación depuradora de aguas residuales y a otros centros de trabajo,” explica Pat McCafferty, director de Yarra Valley Water. Los dos motores MAN de 530 kilovatios llegarán a producir tanta corriente que se podrá alimentar a la red pública el superávit no utilizado.

    Además, no hay que olvidar que gracias a estos positivos efectos, el proyecto de biogás podría convertirse en ejemplo para otros inversores en Down Unter. En estos momentos, tanto entre la población como por parte de la política se está llevando a cabo una gran discusión en torno a la correcta combinación de fuentes energéticas para el futuro. El debate también incluye el tema de la protección de la naturaleza. La población está sensibilizada en este sentido dado que Australia, como tercer mayor exportador de uranio del mundo, infiere en su medio ambiente con la explotación de la materia prima y, además, tiene una de las mayores emisiones de CO2 per capita del mundo dado que su generación de corriente se basa principalmente en el carbón.

    Si bien ya se ha iniciado el cambio hacia las energías renovables: Hasta el año 2020, la producción de energías renovables ha de llegar a 33 terravatios por hora. En las escasas plantas de biogás que actualmente están conectadas a la red en Australia todavía se utilizan principalmente lodos de depuradora y aguas residuales de diferentes industrias. Si bien, el crecimiento del sector del biogás podría aumentar, sobre todo mediante el aprovechamiento consecuente de residuos orgánicos, como se utilizarán en la planta de WELTEC en Aurora. Al fin y al cabo, los últimos desarrollos han conseguido que los desechos orgánicos entren actualmente en consideración como materia prima y como portadores de energía.

    Así, los dos fermentadores de acero inoxidable de Aurora, con una capacidad de 3.573 metros cúbicos, serán alimentados diariamente con 100 toneladas de residuos orgánicos. Más de la mitad de los mismos procedentes de cantinas y restaurantes. El resto serán grasas y aceites, desechos de cervecerías y lecherías, residuos de frutas y verduras así como lodos, los cuales se bombearán directamente de la estación depuradora de aguas residuales situada justo enfrente. Después de la fermentación, los restos de la misma serán higienizados y, a continuación, almacenados provisionalmente en un depósito de acero inoxidable de 4.531 metros cúbicos.

    Para asegurar el abastecimiento ininterrumpido de la planta de biogás se aplicará un proceso de alimentación especialmente diseñado. En primer lugar, los sustratos se cargarán en dos dosificadores de sólidos de 35 metros cúbicos situados en la nave de recepción. Una parte de los sustratos, como p. ej. cáscaras de melón, primero se triturarán por separado y, seguidamente, continuarán desintegrándose junto a otras materias primas en la MULTIMix, donde también serán mezcladas por recirculación. Después de este tratamiento preliminar, la mezcla se bombeará a uno de los cinco depósitos previos de acero inoxidable, cuyo volumen total alcanzará casi los 700 metros cúbicos.

    A excepción de la carga de los dosificadores, el proceso se realizará de forma completamente automática. El tamaño de los depósitos previos se ha concebido de tal forma que no sea necesario cargarlos los fines de semana ni por la noche, por lo que en esos tiempos no se generarán gastos de personal. El control PLC LoMOS desarrollado por WELTEC hace que el sustrato sea bombeado automáticamente desde los depósitos previos al fermentador y, con ello, quede garantizada una fermentación continuada también durante el fin de semana.

    “Nuestros conocimientos y experiencia para diseñar técnicamente un proyecto de estas características ha contribuido determinantemente a ser el primer fabricante alemán de plantas de biogás que consigue un pedido para la construcción de una planta en Australia. Estamos orgullosos de estar representados en cinco continentes con nuestras casi 300 plantas de biogás” afirma Jens Albartus, director de WELTEC BIOPOWER, haciendo un balance de la situación. Que este proyecto ha precisado una planificación a fondo también lo reflejan los dos daños de duración de la fase de preparación antes de comenzar los trabajos de construcción. Sin embargo, ha valido la pena: “El funcionamiento eficiente de planta ayudará a establecer la buena reputación de las plantas de tratamiento de residuos en el quinto continente”, afirma convencido Jens Albartus.

    Acerca de A.Gomez

    Debe identificarse para comentar Identificarse